Chronica Spellbound – Capítulo 3

Aquí tenéis todos los capítulos publicados de Spellbound

Recordad que tenemos un Patreon, donde podéis apoyar nuestro trabajo en FFP y donde podéis encontrar los archivos en EPUB y MOBI.

Un gran debate en el mundo de la literatura es «Escribe sobre lo que sabes» vs «Escribe sobre lo que no sabes». Creo que el padre de la primera facción fue Mark Twain, pero me sorprendería porque escribía sobre lo que le salía de ahí.

Ambas posturas son tan atractivas como parcialmente erróneas. Empecemos por escribir solo sobre lo que sabemos. A primera vista puede parecer mucho sentido, y tenemos ejemplos a mansalva de autores que acaban escribiendo sobre su profesión anterior. Se me ocurre a John Grisham como ejemplo arquetípico: un ex-abogado que casi siempre escribe thrillers judiciales. El problema de este dicho es que si solo escribiéramos de cosas que sabemos… las novelas serían tremendamente aburridas y previsibles, no solo para los lectores sino también para nosotros mismos.

¿Es la solución entonces escribir sobre lo desconocido? De nuevo, es una premisa que parece tener mucho peso. Se podría decir que la gran mayoría de literatura de fantasía, ciencia-ficción y terror se basa en ella. Al fin y al cabo, nadie ha sido atacado por un dragón pero hay tropecientos escritores que nos narran escenas de acciones con dragones con tanta viveza que casi podemos sentir el calor de sus llamaradas. No obstante, si solo escribiéramos sobre lo que no sabemos, ni nosotros mismos entenderíamos las novelas que acabamos de escribir. Casi cada libro sería como un ejercicio largo y confuso de escritura automática.

Fuente

¿La solución? El siempre desdeñable término medio. Escribamos sobre lo que no sabemos de aquello que sabemos. Escribamos sobre emociones que tenemos arraigadas en nuestra alma (el pesar, la dicha, la rabia…) pero pongámoslas en situaciones que jamás hemos vivido, para experimentar, para descubrir nuevos mundos y posibilidades. ¿Cómo se siente una mamá dragona cuando vuelve al nido y descubre que los soldados del rey han asesinado a sus crías, solo por precaución? ¿Cómo es la rabia de un dragón? O demos la vuelta y volvamos al realismo. ¿Qué ocurre cuando un joven abogado (un mundo que conoce Grisham) descubre que el nuevo gabinete en el que se ha apuntado esconde un terrible secreto (el elemento desconocido)?

La literatura, como cualquier otro tipo de arte, es una herramienta de exploración, de búsqueda de aquello que está oculto y que solo puede salir a base de tinta digital o analógica. Solo explorando los ángulos misteriosos de lo que conocemos podemos mantenernos estimulados y dar lo mejor de nosotros mismos para ofrecer a los lectores una aventura amenas que a su vez les ayudará a ver su mundo conocido con otros ojos.

Conozco Londres desde que la visité con asiduidad cuando trabajaba de periodista de videojuegos. Conozco el mundo de los musicales desde que trabajé en la sección cultural de COPE Barcelona. Conozco de sobras mi miedo a la soledad, a ser demasiado extraño. Conozco mi duda anticipatoria, que me crea numerosos futuros terribles en apenas dos o tres segundos. Todo esto lo conozco.

Lo que desconozco es qué ocurriría si Londres fuera una capital improvisada para una serie de criaturas fantásticas que parecen provenir de alguna dimensión lejana. Lo que desconozco es qué ocurriría si una sirena auténtica interpretara a una sirena en un musical de índole fantástico. Desconozco qué ocurriría si la soledad se pudiera medir con el tiempo, e incluso ver en forma de mancha. Y desconozco qué ocurriría si gracias a las dudas mentales pudiéramos evitar el fin de los Tiempos.

Todo esto es lo que pretendo averiguar con la aventura de Chronica Spellbound. Si te unes, seguro que lo que encontremos, juntos, nos sorprenderá cantidad.

Liked it? Take a second to support fastfictionpenny on Patreon!

Sé el primero en comentar en «Chronica Spellbound – Capítulo 3»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Instagram